980x148
Vídeos

El DUP apoyará al Gobierno en mociones de confianza, presupuestos y "brexit"

R.UNIDO GOBIERNO | 26 de junio de 2017

Londres, 26 jun (EFE).- Los diez diputados del Partido Democrático Unionista (DUP) norirlandés apoyarán al Gobierno conservador de Theresa May en mociones de confianza, presupuestos y en la legislación del "brexit" y seguridad nacional, según el pacto de gobernabilidad suscrito hoy por ambas formaciones.

El acuerdo de tres páginas con un anexo, que ya ha sido publicado, cubrirá dos cursos parlamentarios y podrá ser revisado en cualquier momento con consenso de las partes y también al final de cada periodo de sesiones.

Se formará un comité de coordinación, presidido por el Gobierno, para gestionar la aplicación del pacto, donde no estará el ministro para Irlanda del Norte, que debe mostrarse imparcial al dirimir los asuntos relativos a la provincia.

Al margen de su apoyo a esa legislación clave, que incluye el programa legislativo gubernamental que se votará el jueves en la Cámara de los Comunes, el DUP decidirá sobre su respaldo a otras leyes "caso por caso".

A cambio, el partido regional, pro-británico y protestante, obtiene una financiación adicional para la autonomía de Irlanda del Norte de 1.000 millones de libras en dos años, que, sumados a otros quinientos que ya se habían destinado, suponen un total de 1.500 millones de libras (unos 1.900 millones de euros).

Este dinero se distribuirá en proyectos de infraestructuras de transporte y digitales, mejoras del servicio público de salud y en el área de salud mental, la educación y la lucha contra la pobreza, indica el documento.

Además, el Gobierno de Londres mantendrá sus garantías sobre las pensiones y los subsidios energéticos a los ancianos, y fomentará la agricultura, vital para Irlanda del Norte, en las negociaciones del "brexit" o salida británica de la Unión Europea (UE).

Ambas formaciones apoyan destinar un 2 % del producto interior bruto (PIB) a la OTAN y reconocer el papel de las Fuerzas Armadas, y el Gobierno británico analizará otorgar competencias a Belfast sobre la ley de sociedades, a fin de que pueda impulsar un régimen más competitivo.

También acepta trabajar con el Gobierno norirlandés para crear organismos que gestionen el legado del conflicto en la provincia sin que haya "un foco injusto" en el papel que tuvieron el Ejército y la Policía.

El Ejecutivo de May se compromete a mantenerse imparcial en las cuestiones del Gobierno y la Asamblea autonómicos, como establece el Acuerdo de Viernes Santo de 1998, pero se reserva el derecho a abogar siempre por la unidad del Reino Unido (por ejemplo, frente a las aspiraciones de unificación con Irlanda del Sinn Féin).

El DUP reconoce por su parte la necesidad de restablecer cuando antes el Gobierno autonómico, para lo que hay de plazo hasta el 29 de junio, después de que fuera suspendido por una crisis de gobernabilidad entre este partido y el Sinn Féin, las dos fuerzas mayoritarias en la provincia.

En el acuerdo, el DUP y el Gobierno reconocen "las circunstancias únicas de la historia de Irlanda del Norte", marcada por tres décadas de conflicto armado, y "sus efectos en la economía y los miembros de todas las comunidades" (protestante y católica).

Esto explicaría, según se desprende, que la provincia necesite más ayuda económica que otras regiones del Reino Unido.